TOP 15 Estrategias de cómo fidelizar a los clientes para implementarlas fácilmente

En la actualidad, muchas empresas buscan la mejor manera para mantener y ampliar su cartera de clientes. Sin embargo, esta no es una tarea fácil para todos debido a que existen cientos de factores y características que diferencia a una empresa de otra. Se encuentran miles de tips y estrategias en cursos, blogs y libros que prometen ayudar a encontrar la manera en la que el cliente se enamore del producto o servicio– y se gane un cómodo asiento en la fila de los leales–, pero no siempre resultan ser efectivas.

Qué es la fidelización de clientes y porque es importante

En teoría, la fidelización se refiere a la lealtad que tiene un consumidor hacia cierta o ciertas marcas. Esta se compone de una serie de estrategias de marketing y ventas que tienen por objetivo encontrar la forma de incentivar al cliente a volver a consumir del producto o servicio que se ofrece, y mejor aún, recomendarlo a sus conocidos.

Debido a la gran competencia que encontramos en muchos negocios, es importante resaltar entre los demás. Programas y premios que se ofrecen como beneficios de pertenecer a una comunidad leal cada vez le canta más dulce al oído de un cliente potencial.

TOP 15 Estrategias para Fidelizar y Retener Clientes

Si no sabes por dónde iniciar este camino hacia el corazón y mente de tu cliente no te preocupes, aquí te dejamos las mejores 15 estrategias para engancharlos.

1. Utiliza comunicación fluída:

A nadie le agrada que se le hable con términos muy técnicos y difíciles de entender. Ponte en el lugar de tus clientes y utiliza frases o palabras más coloquiales para que además de entender lo que estás comunicando, se identifique contigo. Sin embargo, no hay que perder el profesionalismo que distingue a tu marca, ya que al ponerse muy románticos se llega a perder la seriedad.

2. Identifica a tus clientes:

No es lo mismo venderle un producto o servicio a un adulto que a un adolescente, puede que se encuentren algunas cosas en común pero sus gustos y formas de pensar son muy distintos. Estudia al mercado a quien te diriges, encuentra qué es aquello que le interesa y que no tanto. En el momento que estés convencido de conocer a tus clientes, tendrás una mejor certeza para elegir el mejor método de fidelización para ellos.

3. No pierdas contacto:

Mantente constantemente informado sobre la actividad de tu cliente dentro de tu negocio. Es muy importante que mantengas aquella relación que has logrado desde el momento de la compra de tu producto. Así como las relaciones personales, dale seguimiento a cada uno de tus clientes y no permitas que con el tiempo esa relación de desvanezca.

4. Implementa el inbound marketing:

Todos los días nos mostramos expuestos a los métodos de outbound marketing, en donde escuchamos o vemos anuncios promocionales de distintas marcas de distintos giros. Es momento de hacer algo diferente a eso. Con esto, en los últimos años algunas redes sociales como Facebook e Instagram se han adaptado para permitir a negocios grandes y pequeños anunciarse en formas de publicaciones y videos.

5. Opta por programas especiales de fidelización:

Muchos nos encontramos familiarizados con las tarjetas que dan muchos establecimientos de cliente frecuente, el cual nos da un sentimiento de pertenencia con ese lugar o negocio. Dependiendo del giro de cada empresa es posible implementar este clásico método. Existen opciones como programas de puntos en donde se escalan niveles, nombramiento de clientes VIP, regalos especiales o beneficios inesperados. Aquí es donde se echa a volar la creatividad al acomodarse al tipo de clientes que cada negocio tiene.

6. Envía newsletters, pero no spam:

Seamos honestos, muy pocos de nosotros estamos al pendiente las 24 horas de nuestra bandeja de correo electrónico, al menos que esto sea esencial de nuestras actividades laborales. Pero fuera de esto, no estamos acostumbrados a leer y abrir aquellos correos promocionales que llegamos a recibir. Mandar newsletters por correo no es una mala idea, siempre y cuando esto se haga de manera inteligente. Es recomendable mantenerse activo, pero no muy insistente ya que así como pudo ser sencillo atraer al cliente, también será encontrar el botón de darse de baja de tal boletín.

7. Concéntrate en el mensaje, no solo en el producto:

Puedes tener el mejor producto o servicio del mercado, junto con un excelente diferenciador entre la competencia, pero si no lo sabes comunicar será lo mismo a no tenerlo. Deberás conectarte a la mente del consumidor y por eso se recomienda persuadir, informar y detallar lo más que sea posible– obviamente sin ahogarlo en palabras–.

8. Escucha las quejas y sugerencias del cliente:

El cliente es fundamental para el éxito de tu negocio, y es aquel quien realmente pone a prueba todo aquello que llegas a ofrecer; desde el momento de la compra hasta el uso de tu producto. Así como te lo repetían de joven, no le vas a agradar a todo mundo pero a aquellos que lo haces, procura que sea siempre así.

9. Elige los correctos canales de comunicación:

Como mencionamos antes, debes ser cuidadoso al elegir el canal por donde se promociona tu producto. Las redes sociales se han vuelto en elementos claves en marketing debido a su rápido incremento de usuarios y su tiempo prolongado de uso. Ofrecen planes y estrategias que se pueden acomodar a tus metas. Sin embargo, si lo tuyo no son las redes sociales aún existen otras opciones, como marketing por correo electrónico o por mensajería.

10. No tengas miedo de aplicar descuentos:

Muchos administradores temen de tener menor porcentaje de ganancia al bajar los precios de sus productos o servicios, pero en la mayoría de las ocasiones, esto suele ser lo contrario. A todos nos emociona encontrarnos con descuentos y promociones en aquello que nos interesa adquirir pero simplemente no nos animabamos por su precio. Esta es una de las mejores estrategias para mantenerte no solo en la cabeza y cartera de tu cliente, sino también en su corazón.

11. Ofrece atención personalizada:

Todos tienen sus necesidades específicas, no hay dos personas iguales en el mundo. Asegurate aprovechar ese contacto que tienes con cada uno de ellos y así poder ofrecer, aparte de un producto, una experiencia única.

12. Concéntrate en mantener la coherencia de la marca:

Recuerda mantener el detalle y la atención en todo tu servicio como vendedor. El mensaje e identidad de tu marca debe ser consistente y manteniéndose dentro de la misma línea en todo tipo de branding, promoción o imágenes que se utilice. De ser lo contrario, lo único que se logrará es crear confusión e incluso abandono de tus clientes actuales y potenciales.

13. Toma tus errores como oportunidades:

La felicidad el cliente es clave, pero así como mencionamos antes, también sus quejas e inquietudes. Utiliza estas quejas o sugerencias como una oportunidad de mejora y crecimiento, en lugar de tomarlo como crítica. Además, es importante darle seguimiento a cada problema y el acompañamiento durante el proceso de resolución de ello.

14. Sorprende a los clientes de vez en cuando:

Aparte del uso de promociones y descuentos, el cliente agradecerá que superes las expectativas que tienen sobre ti. Un incentivo personalizado, un pequeño detalle como regalo o una invitación lo mantendrá leal a tu marca.

15. Recuerda que aparte de comprar un producto, se compra una experiencia:

En el momento que nace una necesidad, nace la búsqueda por satisfacerla. Se pueden encontrar cientos de soluciones para cientos de necesidades, pero aquellos que no procuran su presentación, y servicio al cliente deja a la competencia bastante reducida. Deberás hacer sentir que se está adquiriendo mas que un bien o más que un servicio, sino que hasta en la posventa se sigue disfrutando de tu cuidado como vendedor.

Ventajas de fidelizar clientes

La empresa que logra mantener a sus clientes suele considerarse, en la mayoría de los casos, más exitosa que aquella que logra atraer nuevos a cada momento. Esto se debe a que, mediante la fidelización, una empresa se destaca por su gama de productos/ servicios y más importante, su servicio al cliente. Un cliente leal es sinónimo de un ingreso constante a las finanzas de la empresa y logra debilitar a las de la competencia. Además, al tener clientes habituales se logra obtener la mayor información específica de los gustos y preferencias de cada uno. Por el otro lado, esto no significa que no se debe buscar atraer nuevos clientes, ya que no se asegura al cien por ciento que los actuales sean longevos.

Un ejemplo de fidelización exitoso

La fidelización de clientes es un método que muchos han empleado para así aumentar sus ventas y, consecuentemente, sus ganancias. Se pueden encontrar muchos casos de la vida real en donde ha sido todo un éxito y por eso se recomiendan las pasadas estrategias.

Starbucks

La famosa cadena de cafeterías estadounidense ha implementado un sistema de membresía por en distintos países, llamada My Starbucks Rewards. La dinámica es bastante sencilla; se adquiere la tarjeta de la membresía en cualquiera de sus tiendas físicas, luego se descarga una aplicación móvil para llevar al tanto el saldo de la tarjeta y los puntos (representados en estrellas) acumulados por cada compra. Lo encantador de este programa es que por cada bebida o alimento adquirido se otorgan estrellas y al recabar cierta cantidad, se te regala una bebida o alimento gratis. Incluye otros beneficios como la oportunidad de probar bebidas de edición limitada antes que salgan a la venta, descuentos y refills de café gratuitos.

Desde su lanzamiento, el programa ha sido todo un éxito, con una suma de alrededor de 9 millones de miembros. La facilidad que tiene la dinámica y el poder de administrar la cuenta desde el móvil han sido los principales factores que han hecho que muchos se unan a la membresía pintada de estrellas.

Crea tu programa de lealtad en minutos

Empieza a retener y hacer felices a tus clientes, el software de lealtad más FÁCIL de usar.

Crear mi cuenta GRATIS

You have Successfully Subscribed!

Abrir chat